POLÍTICA DE DENUNCIA DE IRREGULARIDADES

Whistleblower Policy (Español)

Si RFUS recibe informes de sospechas bien fundadas de corrupción y otras faltas de conducta, ya sea dentro de la organización o fuera de ella, el personal del programa correspondiente se encargará de investigar la denuncia. Si el caso lo requiere, se llevará a cabo una investigación en profundidad, y, si fuese necesario, con apoyo externo (por ejemplo, un auditor local).  Si un denunciante no está en condiciones de informar al Coordinador del Programa, o decide permanecer en el anonimato, por motivos explícitos y razonables, él/ ella puede dirigir su/ su informe al buzón de correo: gro.y1669765760nffr@1669765760stnia1669765760lpmoc1669765760 y su mensaje será dirigido directamente al Director Ejecutivo de la organización.

La denuncia debería incluir:

  • El nombre completo y la posición del denunciante (a menos que él/ ella quiera permanecer en el anonimato – si es así, se deben dar motivos razonables);
  • La organización en que ocurrieron las circunstancias;
  • El lugar, fecha y hora de las circunstancias del caso;
  • La descripción precisa de las circunstancias (Ej., lo que se ha presenciado y dónde);
  • La identidad y los datos de contacto de otros testigos, si el caso fuera a proceder;
  • Cualquier circunstancia previa conocida que involucre a la misma persona(s).
  • El personal de una organización asociada tiene la obligación de reportar la sospecha de corrupción, y tiene la opción de eludir a los superiores inmediatos, incluso ir fuera de su unidad local, directamente al alto mando de RFUS.

El personal de RFUS tiene la obligación de informar la sospecha de corrupción a sus superiores inmediatos. El sistema de notificación de incidentes tiene como objetivo rastrear una gama más amplia de incidentes que un funcionario puede experimentar, como agresión, robo o que se le pida que pague un soborno, que no necesariamente requieren la protección o confidencialidad de los empleados. El registro de todos los incidentes es importante, ya que sirve no solo para dar cuenta de las posibles pérdidas financieras, sino también para aprender y mejorar las medidas de prevención y mitigación de riesgos existentes – y no sólo en relación con la corrupción.

La identidad del denunciante no será revelada, si así lo solicita explícitamente o en el caso de denuncias anónimas. Los informes se tratarán de forma confidencial. En caso de que se descubra la identidad de un denunciante, y si esa revelación conllevara graves riesgos de represalias, RFUS se compromete a adoptar las medidas apropiadas y, en la medida de lo posible, a garantizar la seguridad del denunciante.

Si el personal de RFUS enfrenta amenazas como resultado de un caso de corrupción, RFUS asegurará su protección y seguridad, incluyendo haciendo los ajustes necesarios a sus responsabilidades y tareas.

Todos las denuncias de sospechas (fundadas) de corrupción serán tratadas de inmediato. El denunciante recibirá la confirmación de la recepción de su informe en un plazo razonable. La dirección de RFUS decidirá quién debe participar en la tramitación del caso y qué medidas deberán adoptarse, según el tipo de caso y sus impactos. Todos los documentos relacionados con el caso serán registrados y archivados en los archivos electrónicos de RFUS, con acceso restringido a los miembros del personal involucrados en el caso.

La Política Anticorrupción de la RFUS será traducida al portugués y al español, y se adjuntará a los contratos con las organizaciones asociadas, se distribuirá dentro de las organizaciones asociadas y será explicada directamente por el personal de la RFUS a los miembros de las organizaciones técnicas y a los mandos del organismo para así garantizar que estos últimos estén informados sobre el mecanismo de denuncia de RFUS.

Didier Devers
Chief of Party – USAID Guatemala
gro.y1669765760nffr@1669765760sreve1669765760dd1669765760

Didier has been coordinating the USAID-funded B’atz project since joining Rainforest Foundation US in April 2022. He holds a Master’s in Applied Anthropology and a Bachelor’s in Geography. Before joining the organization, Didier worked for 12 years in Central and South America on issues of transparency, legality, governance, and managing stakeholders’ processes in the environmental sector. Prior to that he worked on similar issues in Central Africa. He speaks French, Spanish, and English, and is based in Guatemala.